Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Te escuchamos...
Dom Dic 08, 2013 6:42 pm por Borja Luna Díaz

» Megara ID (terminado)
Vie Nov 29, 2013 12:44 pm por Pocahontas Powhattan

» Petición de Personaje
Vie Nov 29, 2013 12:42 pm por Pocahontas Powhattan

» Registro de cuento
Vie Nov 29, 2013 12:37 pm por Pocahontas Powhattan

» Registro de avatar
Vie Nov 29, 2013 12:33 pm por Pocahontas Powhattan

» Registro de nombre
Vie Nov 29, 2013 12:32 pm por Pocahontas Powhattan

» Eras del Mundo Foro hermandado
Lun Nov 25, 2013 1:14 pm por Borja Luna Díaz

» Relaciones Piratas ( Tess Remington)
Mar Nov 19, 2013 1:05 pm por Tess Remington

» Gretel Weasley || ID ||
Lun Nov 18, 2013 3:08 pm por Pocahontas Powhattan

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 49 el Sáb Abr 09, 2016 1:06 am.
Navegación

Casting para Ariel

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Casting para Ariel

Mensaje por Ariel Aqualand el Miér Jun 20, 2012 7:34 pm

Era un día muy importante para el Reino de Atlántica, un Reino que se escondía en las profundidades del "mundo" entre las rocas para que ningún ser distintos a ellos se acercará a donde ellos vivían, parecía un Reino Maldito porque siempre estaba lúgubre desde la muerte de la Reina Athenea. Ante la tristeza del Reino, todos estaban felices ya que su rey era muy bueno con ellos, siempre buscaba la felicidad para ellos pero tenían que obedecer una orden, todos incluyendo a las princesas y esa orden era....que nadie podía acercarse al otro lado, donde vivían los hombres, seres muy distintos a ellos. Aunque todo pareciera tristeza ese el día más importante, era el aniversario de la celebración de la Coronación del Rey Tritón. Todos los del lugar estaban preparando todo para ese día, sus hermanas estaban ensayando para cantar para su padre además de que ese día iba a ser el debut de la más pequeña, Ariel. Sebastian el consejero, un hombre bajito, algo regordete y con cara de pocos amigos aunque en el fondo era todo corazón y no dudaba en ayudar a su Rey era el mas fiel y un poco pelota, era el que se encargaba de los ensayos pero la pequeña Ariel nunca aparecía para éstos, siempre estaba buscando aventuras.Aunque siempre él regañara a la joven niña para que fuera a los ensayos para que todo saliera a las mil maravillas, porque era muy perfeccionista, siempre era uno de los que la protegía ante su padre.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Ese día Ariel, decidió salir del Palacio de su padre para salir al otro mundo que era totalmente desconocido para ella, estaba muy nerviosa porque iba a ser la primera vez que iba a conocer a otros seres distintos a ella, se puso sus mejores galas y decidio salir a escondidas por la cocina, donde nadie se daría cuenta de la falta de ella porque estaban con los preparativos del lugar.

El Palacio de su padre estaba engaladonado con las mejores galas, parecía que brillaba todo a su alrededor.Los sirvientes estaban yendo de un lado para otro con comidas de todo tipo y en gran abundancia, otros llevaban las bebidas al salón y las Damas de Compañía estaban ayudando a sus hermanas a arreglarse para la celebración. Por el camino, escuchaba a sus hermanas pelearse por no se que cosa ya que ella nunca las escuchaba siempre hablaban de lo mismo de chicos y de cosas bonitas....En su trayecto, se topo con una de las sirvientas que llevaba un gran ramo de corales de muchos colores, se escondió rápidamente en uno de los baños y respiro profundamente, tenia la sensación de ser una ladrona que iba a robar la corona y que le era imposible ya que siempre se topaba con alguien, miro su reflejo en el espejo y pensó por unos segundos teniendo la gran idea de disfrazarse, así nadie la descubriría y podría salir con facilidad. Salió de su escondite cuando paso el peligro y fue rápidamente hacia donde estaba la ropa de la servidumbre, tomo uno de los vestidos y se quito el que ella llevaba colocándoselo y recogiéndose su hermoso cabello rojizo. Respiro y salio rezando que no la descubrieran una de las sirvientas le llamó la atención. El corazón de la joven de cabellos rojizos dio un vuelco y ella se puso muy tensa ya que pensó que la había descubierto, miro con cuidado y nuevamente la señora que le gritó, teniendo una verruga horrible con dos pelos, teniendo sobrepeso mas de la cuenta le ordenó que fuera a la cocina y ella asintió yendo rapidamente hacia allá, estaba feliz ¡No la habían descubierto! Llego a la cocina viendo que habia mucho movimiento se escabullo por una de las puertas de detrás y se fue alejando de alli. Dejando a lo lejos su hogar, el cual se veía iluminado por todo, tenía vida propia....era un espectáculo maravilloso. Alejándose por un pequeño sendero oculto rodeado por algas de tonalidades verdes, dejando su disfraz oculto entre las rocas

Por el camino, la joven estaba muy nerviosa tanto que no sabia muy bien que decir ni que hacer ante los otros seres que eran distintos a ella, siempre le dijeron que eran peligrosos pero habia algo que le decía que eso no era cierto, uqe en verdad todos los de su Reino tenían una idea equivocada sobre ellos....Lo mejor era ser ella misma, siempre lo habia sido y siempre lo sería.

Mientras que estaba pensando en sus cosas llegó al otro lado, el cual también estaban de celebración. Todo el lugar estaba iluminado por pequeños farolillos de papel de muchos colores, la música inundaba el lugar y las personas sin distinción de clases estaban bailando. Ella al ver todo eso, se preguntaba el motivo de la celebración...Cuando escucho decir a alguien mientras levantaba la copa llena de vino:

-¡Viva el Príncipe Eric! ¡Que viva por siempre, que cumpla muchos años!

Un joven de cabellos rubios y ojos azules estaba sentado en uno de los asientos presidenciales. Con una leve sonrisa a modo de agradecimiento por lo que dijo uno de sus súbditos. La vestimenta del joven consistía en una camisa blanca que dejaba entrever el cuerpo perfecto de él, unos pantalones negros y unas botas altas, levantó las manos para poder hablar. El corazón de Ariel dio un vuelco al verlo, fue amor a primera vista se quedó embobada al verlo, ya por lo menos sabia su nombre...Se apoyo sobre el suelo de madera de aquel gran barco para escucharle y mirarle mejor, no le parecía distintos a ellos, bueno no mucho...El pensamiento de ella era que quería estar con él, quería escuchar la voz del joven que le había robado el corazón.

Cuando todo el mundo guardó silencio, el príncipe Eric se puso en pie y comenzó a hablar, teniendo una voz ronca y muy seductora:

-Gracias por venir a todos, espero que se lo pasen muy bien, coman y beban todo lo que deseen. Sé que muchos esperaban que me casara con la princesa Ruby pero...-Guardo silencio por unos segundos y miro a su Chambelan que lo miraba seriamente ya que era la segunda princesa que él rechazaba, volviendo a mirar a sus súbditos-Pero...no era la adecuada para mí. Pero dejemos de hablar ¡Y bailemos!

Ella estaba embelesada por aquel joven, era tan apuesto...Tan guapo, tan perfecto. El joven Eric estaba hablando con su fiel amigo sobre el futuro. Cuando uno de los aldeanos se acerco a una de las sirvientas y le dijo:

-Señorita ¿quiere bailar conmigo?

La mujer acepto y se fue a bailar con él. En ese mismo instante, Ariel recordo de pronto cayo en la fiesta de su Palacio. Se fue a toda velocidad hacia su Palacio, mientras regresaba estaba pensando en que su padre jamás lo comprendería, jamas entendería lo que ella sentía por el príncipe Eric, él quería que se casara con alguien de su Reino pero ella pedía algo más...Amor verdadero.¿Su padre no sintió lo que era el amor verdadero? ¿Lo que siente el corazón al ver a la persona amada? No...jamas lo entendería, tan solo entendía de normas, leyes y de nada más...

Cuando llegó al Palacio, estaba casi sin aliento, nado lo más rápido que le dieron sus aletas, su Padre, el Rey Tritón un hombre mayor con una barba larga y de fuertes músculos la esperaba en la puerta principal con semblante serio, toda la fiesta había salido mal por culpa de la pequeña de sus hijas, ella la verlo se detuvo y bajo la mirada apenada.

-Padre...lo siento...se me olvido...

Su padre le dio la espalda para decirle con tono serio y autoritario:

-Vete a tu cuarto y cuando te cambies, quiero hablar contigo en el Salón del Trono..

Tras decir eso, se fue hacia dentro y ella entró detrás de él con la mirada baja, aunque por el rabillo del ojo veía a sus seis hermanas que estaban negando, ellas tampoco entendían lo que ella sentía, quería libertad...no estar en una jaula de oro porque sino seria infeliz para el resto de su vida...A la derecha estaba Sebastián que cerro los ojos y suspiro, esa chica era incorregible. Ahora sí que era el ambiente mas insoportable, más lúgubre mientras que ella se iba en silencio hacia su habitación para cambiarse. Aunque su padre la castigará y la regañara su mente y su corazón estaba en Eric con el cual ella dibujaba en su rostro una dulce sonrisa, ahora comprendía a sus hermanas con lo referente a los chicos, haría cualquier cosa para estar junto a él...Cualquier cosa.
avatar
Ariel Aqualand
Princess
Princess

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 12/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Casting para Ariel

Mensaje por Pocahontas Powhattan el Jue Jun 21, 2012 4:57 pm

He leido tu casting, me ha parecido bien descrito en algunas cosas, la ortografia es bastante buena y el nivel de descripción decente.
Aunque no por mucha puntuación, ya puedes hacer tu ficha de biografia y...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Pocahontas Powhattan
Princess
Princess

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 14/06/2012
Humor : Casi siempre muy bueno
Edad : 26

Ver perfil de usuario http://www.eraseunavez.bestforo.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.